Reflexión

La perfectibilidad de la ciencia o de como no ser un fanático de la ciencia

Navegando en un sitio que trata sobre temas científicos, encontré que el autor de varios artículos del sitio cometió el desliz de afirmar que (parafraseo) “si bien la ciencia no ofrece la película completa de la realidad sino más bien varias imágenes, va rellenando continuamente los huecos entre éstas” Esta concepción de la ciencia ha sido desechada desde la segunda mitad del siglo XX; y digo que es desliz porque por lo poco que leí de los artículos de este autor, me dio la impresión de ser una persona estudiosa del método científico además de que el mismo dice ser un “investigador activo”.

Esta afirmación se dio en el contexto de una discusión sobre ciencia y religión. Pero creo que si uno acude a la afirmación que mencioné al principio además de mostrar un desprecio profundo a la religión, pudiera parecer que afirmar que la ciencia es la mejor manera de interpretar el mundo es una expresión de “fanatismo científico”.

A la gente convencida de la validez de la ciencia no va dirigida esta reflexión, porque ya están convencidos. Me dirijo a quién cree en la “certidumbre” de la ciencia pero siente un escozor ante la idea de tener “fe ciega” en la ciencia.

A mi parecer, la credibilidad de la ciencia no radica en la ciencia misma, en general el valor de algo no puede estar en términos de ese algo ya que conduce a paradojas. Ejemplos en los que me apoyo para esta afirmación son el Teorema de incompletitud de Gödel en matemáticas o la Teoría del valor-trabajo en economía.

Para reafirmar esto, hay que tener en cuenta que en distintas épocas se ha generado conocimiento que se ha regido por las características científicas de la época pero que después entra en contradicción con lo que se considera conocimiento científico. Esto significa que hay que reconocer que lo que se conoce como ciencia hoy podría ser falso más adelante.

Algún oportunista podría detenerse aquí y usar el argumento anterior para afirmar que la “veracidad” del conocimiento científico es un acto de fe. Pero eso no es cierto. La ciencia vista como método y conocimiento es producto de la razón humana, y bajo esos parámetros habrá de ser juzgada.

Habrá a quién no le agrade esa idea y menos la consecuencia: es terreno de la filosofía hacer la crítica.

Las características filosóficas de la ciencia, es decir la filosofía de la ciencia, es un robusto cuerpo que ofrece el más sólido acercamiento a la “realidad” (lamentablemente en el escabroso campo de la filosofía también se puede cuestionar sobre la “realidad” pero eso es harina de otro costal). Entre las características más importantes de la ciencia esta la perfectibilidad, y esto es algo de lo que carecen las religiones (claro esta que hablo de las que conozco y se salva una vertiente del budismo chan, pero en general las religiones no son perfectibles ya que la mayoría tiene elementos divinos los cuales son perfectos). Si alguien adujera que una colección esotérica de conocimientos también es perfectibles fallarían en ser sistemáticos, característica propia de la ciencia.

He expuesto aquí de manera raquítica y frugal el por que considero que la ciencia es el mejor camino para interaccionar con la realidad sin caer en fanatismos.

¿Ustedes que opinan?

_-_-_-_-_-_-_-_-_-

Lecturas relacionadas:

Estructura de las revoluciones Científicas. Thomas S. Kuhn

Anuncios
Estándar
Bienvenida

Saludos conocidos y desconocidos, esta es la versión “wordpress” de orbis tertius; por el momento se mantendrán las mismas publicaciones en ambos blog. Puede ser que con el tiempo y si surgen diferentes públicos empiece a haber divergencias.

La intención de abrir este espacio es acercame a la comunidad de wordpress, pero, sin olvidar a Blogger, por eso el contenido estará disponible en los dos sitios y cada quién accederá desde el que más le guste.

Un saludo a todos.

Paralelismo

Minientrada